Vicente Cuzme – 9 de Octubre

FRySSI,TEM,165 - Vicente Cuzme - Nueve de Octubre

Los padres eran bien fregados, de noche uno escribía la carta y la ponía debajo de un latón donde lavaba ella, ¿dónde lava usted señorita?, aquí en este puesto yo lavo, allá el de mi mami, allá el de otra hermana y ¿cuál es el suyo?, éste de acá es el mío, entonce yo aquí le pongo, a tal hora voy.

La escuela nos tuvo como dos semanas, no nos tuvo más porque caímos enfermos con esa pendejada que le dicen viruela, y despue de la viruela fue ese otro el sarampión, si nos tapaba las vistas, no veíamos.

Una hermana pues la que murió, la mayor, esa cayó como tres veces con colerín, lo que llaman colerín, esa cosa, entonce cayó y nosotros estabamos chicos pue y mi mamá se iba con ella.

 Se trabajaba de seis a la cinco de la tarde, se almorzaba a las doce o once y media se almorzaba, y a nosotros nos pagaban como cuatro reales, y con eso cuatro reales le alcanzaba para la comida.

Nosotro veiamos que lo envolvían el cigarrillo, y un cigarrillo también blanco que así largote tenía un piquito blanco, también eso fumaban bastante, y los viejos de antes, los que son viejos viejos, cargaban eran cestos de cigarros en los bolsillos y su cajita de fósforo.

Deja una respuesta