Experiencia personal de Shamary Genit Mero Cedeño

Una chica participativa

Hola, mi Nombre es Shamary Mero, tengo 17 años, soy de la comunidad de La Providencia, más conocida como el 50.

Soy una chica participativa, que le gusta interactuar, aprender y enseñar.

Hace 6 años, aproximadamente, escuché hablar sobre las escuelas de danza y teatro de la Fundación RAÍCES Y SUEÑOS, en ese entonces aún no se estaban dando las clases de cine, pintura y música.

 

Empecé con la danza y el teatro

Llegaron al colegio, donde actualmente estudio, a informar que se iban a impartir unos cursos de Danza y Teatro y que el anfitrión de este proyecto era Juan Ramón. Me llamó mucho la atención y me inscribí y empecé a asistir a la danza, porque es algo que me gusta, al igual que el teatro. Hace un tiempo dejé de asistir a ciertas clases por algunos problemas de salud.

 

Deseo ser socia de la Fundación

Ahora participo en la Fundación colaborando con las entrevistas a adultos mayores, en capacitaciones que nos ofrece la Fundación, entre otras cosas.

Esperando que, a un futuro no muy lejano, me permitan ser socia de la Fundación, ya participo en las Asambleas.

 

Raíces y Sueños como una buena alternativa para nosotros los jóvenes

Me alegra mucho cómo, de poquito en poquito, el proyecto ha ido creciendo, cada día obtiene más apoyo y muchas personas se están integrando. Desde el principio vi el proyecto Raíces y Sueños como una buena alternativa para nosotros los jóvenes, para conocer más sobres nuestros ancestros, cómo eran antes las cosas, como se vivía. Y que personas de otros lados vengan a conocer sobre nosotros y nosotras y que nosotros podamos conocer sobre ellos y ellas.

Veo cómo las escuelas de arte están avanzando muy bien, me siento alegre porqué los chicos y chicas se están yendo a presentar a otras ciudades.

También, los niños y niñas de San Isidro escribieron un libro sobre sus vivencias en su corta edad, INFANCIA PLENA, libro que ya es reconocido y está en venta, a través de él nos estamos dando a conocer y nos representa como pueblo sanisidrense.

 

Que el sueño de San Isidro avance cada día más

Gracias a Juan Ramón, a los socios y a los colaboradores, la Fundación está progresando y el Museo de la Cultura Montubia está en pie, a pocos meses de culminar y comenzar su funcionamiento.

Es importante que la Fundación nunca decaiga, que más personas, adultos, jóvenes y niños, se sigan integrando, para que el sueño de San Isidro avance cada día más, y saber de dónde venimos y cuáles son nuestras RAÍCES.