Sentimos que sonaban unos estribos

FRySSI,TEM,040 - Gladys Vera Vélez - El Progreso

En semana santa se respetaba mucho, uno no podía bañarse del miércoles para delante, que se hacía pescado, ya nadie se bañaba, decían que veía el diablico, de las doce para delante, yo digo que sí, porque una noche sí sentimos en la casa que pasó, nosotros vivíamos en el campo así como aquí, sentimos que sonaban unos estribos, no sé como decían los muchachos varones, que pasaba con un perro no sé cómo, decían: mami, pasó fulano, no sé cómo, no sé cuándo, muchachos

Deja una respuesta