Se enamoró él, mi mamá estaba piponísima de mí, mi papá se enamoró de una jovencita

FRySSI,TEM,150 - María Bertilda Chica Cagua - Nueve de Octubre

Bertilda Chica: Mi mamá de muchacha se casó con un joven que llamaba Juan Manzaba, tuvo cuatro hijos, entonces, pues, le dio una enfermedad, escarlatina, los doctores no daban con ello y se murió, ella quedó viuda jovencita, así fue; entonces ella se comprometió con mi papá.

Entrevistador:  Y la tuvo a usted, ¿de cuántos hermanos fueron ustedes?

Bertilda Chica: Yo solita. Ahora verá, así que él como le gustaba bastante pues la juventud, andar andando, se enamoró él, mi mamá estaba piponísima de mí, mi papá se enamoró de Lucía Samire, una jovencita, jovencita, él se la llevó, ocho días dicen que se estuvo por allá; a mi mamá la había engañado diciendo que él iba a ser el hombre para ella, se dejó conquistar con sus cuatro hijos, así fue; cuando a los ocho días llega para allá donde mi abuelita Natividad Marcillo, ella era mi madrina y de los cuatro muchachos que ella tuvo y mi abuelito Juan José Chica él fue también el padrino de los muchachos; mi abuelita le quería porque era comadre, ya después que la hizo suegra allí vivía ella, piponísima ella, el día de dar a luz llegó él, ocho días se estuvo por allá, cuando a los ocho días ya llegó el encamisetado, él era alto, blanco, llegó así a abrazarle a ella, ella se llamaba Mercedes María Margarita, que te has hecho pues Mercedes María dice que le dijo al abrazarla; mi mamá dice que le dijo: perro sinvergüenza, le dijo,  engañador, tu decías que ibas a ser el hombre para mí, pero no lo has sido, has sido un sinvergüenza, lárgate, que yo, verdad no fui una niña para ti, pero tú con engaños me trajiste y me engañaste y me tienes aquí; ay, ¿qué te pasa?, dice que le dijo, eso me conversaba después mi abuelita Natividad, bueno así que coge una tenaza y, juinn, le metió su buen tenazasísimo en el brazo, como era blanco pues y le queda pintadito, y me voy, dice que le dijo, me voy porque no yo no quiero nada contigo dice.

Entrevistador: Buenas tardes, caballero.

Bertilda Chica: Bueno ahora verá, mi abuelita Natividad sabía estar adentro: ¿qué le pasa?, dice, comadre Mercedes María; ya le dijo ella; no, dice que le dijo ella, no se vaya comadre, yo así usted no quiera vivir con mi hijo, quédese conmigo, yo la levanto de la cama, y si mañana o pasado usted quiere ir donde su familia, dice, me deja sea mujercita o sea varoncito para mí; no comadre, porque sabe por qué, porque es su hijo, le ha de doler que yo le dé un mal golpe, y para estar así que a usted le va a parecer mal, y yo más vale saco el bulto y hasta la vuelta comadre; con sus cuatro hijos volvió y se fue; así se va donde mi abuelita, llamaba Elena Jama Pozo, estaba en Jama en un solar, ahí vivía ella allá, se fue a arrodillársele dicen: mamá, perdóneme que por ser una muchacha, una mujer vieja como quiera que con mis cuatro hijos y me deje engañar de este joven pero perdóneme, y vengo rendida a usted, que me levante de su cama que si sale mujer o sale varón para su edad, usted tiene sus hijos y tiene sus hijas, mañana, pasado dice, se le casan sus hijos y sus hijas ella es para su edad, así que mi abuelita la perdonó, la perdonó pues, ahí dio a luz pues; bueno ahora verá, a los 40 días que ya me tuvo, llegó él con una alforjada de comida, ropa todo… bueno: Sra. Elena, Sra. Elena, nada, mi abuelita estaba en la cocina y mi mamá estaba dice en el cuarto doblando unos pañales y a mí me habían hecho una hamaquita afuera en la sala y ahí dice que me estaban meciendo, y cuando no le contestaba nadie se subió él y él pues ya me vio, y él dijo: ahí está pues mi hijita, me cogió dice a acariciarme ahí, cuando dice que le dijo mi abuelita de allá afuera: ¿quién en mi cama?, ¿quién en mi sala?, dice que le dijo, es el sinvergüenza, dice, perro le dijo mi mamá, ya sale rápido, baja porque si no te meto tu planiza, y mi papá dice que le dijo: Sra. Elena, dice, yo llamé, no me contestaron pues yo me subí; y bajó así. Por eso mi papá después me decía a mí, mi hijita, en verdad que yo no le pasé mantención porque su abuelita y su mamá tuvo culpa, así fue.

Entrevistador: ¿Si fueron buenos amigos después?

Bertilda Chica: No mi mama, mi abuelita murió enemiga de mi papá.

Deja una respuesta