Rosa Vera – 9 de octubre

¿Por qué dice que no dejaban sola la tumba? Decían que era malo. Que es malo, que se levantaba el muerto, decían. ¿Se levantaba el muerto? Así decían, ya después de muerto no creo. Esa era nuestra costumbre, nuestra identidad.

Hacía desayuno para 30, 40 trabajadores; ya uno se levantaba a las cuatro de la mañana a rallar maíz para darle café a los trabajadores, porque de antes se usaba el desayuno, con tortillas, se levantaba uno a rallar maíz a las cuatro de la mañana para hacer tortillas y que el trabajador se tomara su café con tortillas y la salprieta también se hacía.

Eran unos lindos serranos, partidas de chanchos, y se perdían también, también se perdían bastantes chanchos entonces, la gente no se dormía aquí.

Antes del bautizo, si se demoraba la criatura para bautizar, eso le hacían, le ponían la agüita bendita, pero le buscaban un padrino o madrina, lo que fuera.

Deja una respuesta