Nos siguieron la procesión de los muertos

Sobre el duende, mi hija, la verdad es que yo, sobre esos espíritus, yo he vivido, entro a 68 años, pero nunca he visto nada. No más como ruidos así, pero en este Pechichal comentan que dice que mire, aquí en esta tierra de Mario, uno caminaba por fuera y un animal por dentro, así se sentía que andaba; de la gente borracha si les puedo contar que ellos se han fumado allá en ese lugarcito pequeño que tengo en la cancha yo, una vez dizque estaba el señor Ortiz y lo llevaba Agustin Piloso, y ya se le guindó y ya no podía y se fue a ver a la esposa. Cuando vino estaba adentro en esos montes por allá, por dentro lo tenía por ahí; dice él que ha reconocido donde iba saliendo, caminaba por unos céspedes. Para otras personas si yo he oído, pero como le digo yo no he visto así algo más, porque, de todas maneras, anteriormente también dicen que por los ríos veían ataúdes, allá en el puente, dicen que ahí veían, gente que conversa de las más antiguas dicen que veía así. También en tiempo de la Semana Santa, si pues eran otras tradiciones, comentaban que si picaba un árbol echaba sangre ese árbol, la comida la mandaban así, creo que 8 días antes tenían así cocinadita y este, se guardaba mucho, al no bañarse en el río, al cuidarse que dicen que eran horas malas, comentaban ahí. No pues, no se a la final. Lo que sí les puedo comentar es esto yo, vamos a ver ahorita de ese tiempo a ahorita, aquí en la casita de mi mamá ahí vivíamos toditos nosotros, ahí vivía los hijos, nuera, concuñada, cuñada, yerno, nieto, bisnieto, tataranieto. Oiga y tuve una hermana que cayó con colerín y aquí había un señor que era bien preparado para el colerín, nos mandaron a ver a nosotros una bebida, con una hermana, pero eran los tiempos de los fieles difuntos. Como anoche fueron los fieles, como a la otra noche fue el caso que le estoy diciendo, oiga y vimos algo, vimos algo nosotros, una lucería en la calle, todo el pueblo de Pechichal desde don Carlos pasó por donde estábamos nosotros recibiendo la bebida y el que nos iba a dar la bebida dijo “Muchachos, no miren” dice, nos siguieron la procesión de los muertos. Pero nosotros hemos sido todavía pibe, no podemos entender lo de ese tiempo a estos, si eso ha existido o no, pero vimos eso nosotros. Cómo será eso, pues yo no, la verdad es que ahí estoy como todavía con duda porque yo digo pue, “Bueno, así será de que yo esté equivocado y las cosas sean serias” pero de ver vimos nosotros eso, como le digo. Una habladera, la habladera y la lucería toda la calle, pasaron por ahí, sí. Y yo me pregunto así, a veces me hace pensar «Ayúdenos Vilma, un ratito ahí, que dice usted también ha vivido su mundo». No tiene idea ¿Qué será eso? serio sería, algo no, no estoy entendido la plena, pero como le digo de ver nosotros vimos.  ¿Sintió miedo? No, porque éramos no más pibes nosotros y nos venimos con mi hermana, y nosotros dijimos, yo lo que pensaba al verlo nosotros nos encontramos en medio de eso, ¿Qué sería? Porque nosotros estábamos arriba en la escalera, estábamos sentados arriba de la escalera, aja. Si oiga, ellos pasaron desde don Carlos vimos esa lucería toda hasta lejos por ahí, pasaron hablando, hablando pero como le digo el señor nos dijo “Agachen la mirada muchachos” y nosotros obedeciéndole agachamos la mirada, sí oiga. Eso nosotros vimos ahí como les digo. 

Deja una respuesta