Mucho trabajo

FRySSI,TEM,077 - Máximo Vite y Otilia Solórzano - La Felicidad

Otilia Solórzano: Había orden, así nos crió mi papá a nosotros, e lo que yo siempre le digo, que nosotros no estamo torcidas todavía, mi papi él… criaba chanchos se cocinaban 4, 5 tarros de guineo, y eso con lata pue y se volteaba y tonces ese fogaje, ya pelamo, ya dejamo, nos íbamo al río a bañar (aplaude una sola vez*) le digo, antes no andábamo, no era tanto, no teníamo pue  la mano virada, y así era, mi papi…

Entrevistador 1: Sería que eso no… se descarta eso de que, no hacía daño porque a veces dicen por ahí: “No, no se bañen porque les hace daño”, a veces dicen…

Otilia Solórzano: Y le digo yo, ahora no quieren hacer nada, le digo nosotros cocinábamo guineo para los chanchos, desgranamo maí para las gallinas, desgranábamo maí porque los chanchos mi papi los echaba, la comida era… el mái se lo echaba de mañana, y de tarde les daba el, ese guineo con agua de sal, subíamo agua, nosotros partíamo hasta leña. Mi papi nos cargó hasta que etuvimos así (señala con la mano hacia la derecha y arriba*) nos cargó pero… (con ambas manos simula cortar y extraer algo*) él picaba el cacao y nosotros sacábamo  la comida.

Entrevistador 1: ¿Tenían finca cacaotera?

Otilia Solórzano: Sí pue, todo pue. Si esto todo era de mi papi (Señala con su mano todo de derecha a izquierda*) de por aquí hasta por allá, por allá, por otro lado (señala un punto con su mano derecha*).

Entrevistador 1: Usted entonces era una ayudante fiel…

Otilia Solórzano: Sí, nosotro ayudábamo sí, eso sí que nos comíamo una pepita de cacao pero escondio, porque eso no nos dejaba comer porque eso decía que eso era palúdico

Máximo Vite: Hacía daño, pero era pa que no comieran.

Entrevistador 1: ¿Qué? ¿Qué les hacía dice?

Otilia Solórzano: Que eso era palúdico.

Entrevistador 1: ¿Le daba paludismo?

Otilia Solórzano: Si, sí, así decía.

Máximo Vite: Bueno puede ser también…

Otilia Solórzano: Pero nosotro no robamo una pepita y sí picando (Con ambas manos simula picar agachando la cabeza*).

Entrevistador 1: Sí, porque al niño siempre le gusta el cacao, chupar ese cacao, la baba de cacao le gusta.

Otilia Solórzano: SONRÍE* Sí…

Máximo Vite: SONRÍE* Eso, claro, pero con tiempo porque por etar comiendo ya se olvida (RÍE*).

 

Otilia Solórzano: ¡No, pero noma era una pepita pue!

Máximo Vite: ¡Pero era econdido pue!

Otilia Solórzano: Econdía una pepita.

Entrevistador 1: Pero si los dejaban, cogían una mazorca y hasta que no se termine la mazorca…

Otilia Solórzano: pue, no como ahora. Mire yo tengo uno, un niño, una hija que viene siempre con un niñito así, él es como las ardillas, viene y anda como que busca las mazorcas, las coje y se las lleva pa comerse allá en la casa, a Quevedo se las lleva.

Entrevistador 1: ¿Vive en Quevedo?

Otilia Solórzano: Sí, allá se lleva a comerse las maz.. “las bolas”, siempre dice “las bolas”.

Entrevistador 1: Señora, ¿Y en la casa? Con la mami, con la mamá en los oficios todo eso?…

Otilia Solórzano: Ah, los oficios hasta así ya que estábamos ahí echando tetita…

Entrevistador 1: Sí, porque ya me ha contado de su papá. ¿Y con su mamá en casa?

Otilia Solórzano: Echando tetita ya, a cocinar, a lavar, a ¿cómo es? Tostar café, a tostar maní, hacer salprieta, barrer (enumerando con los dedos*).

Entrevistador 1: Sí, porque antes eso no se compraba, todo hacían en casa.

Máximo Vite: Sí, todo en casa.

Otilia Solórzano: Sí, todo, y cocinar para los trabajadores pue.

Entrevistador 1: ¿Tenían finca ustedes?

Otilia Solórzano: Claro, y pa rallar maí, había que rallar mai o cul, ya las 6 de la mañana yastaban las tortillas pue.

Entrevistador 1: Ah, las tortillas para el desayuno.

Máximo Vite: Para lo trabajadore.

Otilia Solórzano: Sí, para el corviche, sí. Por ejemplo, mi papi mataba chanchos y mandaba esas tripa y nosotro la íbamo a lavar y mi mami se quedaba ella, lavando la mant.. la grasa, picando, haciendo lo haliño, ya nosotro le traíamo limpiecito nomá para echar agua caliente, y yo así le digo que ahorita, no quieren (llevándose ambas manos a la nariz*): “Que me apesta, que me apesta la manos, ya no quiero, que eso es feo”.

Entrevistador 1: Sí, así son esta la juventud, le está diciendo la verdad usted.

Máximo Vite: Y no ve ahorita que todo es arreglaito, todo comprado.

Otilia Solórzano: RÍE* Y nosotros mire machucábamos el maíz en piedritas para los pollo.

Entrevistador 1: ¿No había ni molinos?

Otilia Solórzano: No, no había molino, y depué fue que ya sí, y teníamo que machucar era bastante pue, (Simula aplastar con la mano derecha*) bastante maí, hacer de comia a los perro, todo eso.

Deja una respuesta