María Solórzano – Santa Clara

FRySSI,TEM,286 - María Solórzano - Santa Clara

Usted en un ratito preparaba comida

Hacíamos el viche de maní entonces no faltaba el maní, un viche de maní lo que se viniera más rápido de antes se preparaba comida, un plátano, una bola de plátano, una tortilla frita de plátano, un caldo de ese usted en un ratito preparaba comida, y no había el queso, no había esto con maní, haciamos lo que hubiera, pero comiamos sí.

No boten el hueso que ese hueso mañana lo vamos a tirar vuelta para darle el gusto a la comida

Tenía un gustador, que era un un huesito no sé qué le ponían a todos los caldos, eso es un cuentito jajaja, eso no es verdad, jajaja decían mi viejita Gregoria esas que cocinaban como el marido era el que conversaba a los muchachos, que eso había que alzar, esa porra del hueso, para cocinar todo los días, tirarle ahí a la olla y eso los muchachos se creían, eso era una, no boten el hueso que ese hueso mañana lo vamos a tirar vuelta para darle el gusto a la comida, pero eso era así, al muchacho que le decían.

enamoraban con las cartitas no más, a lo lejos, de ante no se usaban tantas como ahora, de antes esas cartitas no más que se quedaban por ahí botaditas, no más a señas, a señas no más eran los enamorados de antes.

 

Mujer prevenida, duerme en la cabecera con la cuchilla, la vela, el fosforo, foco

El amor de la vida, ella duerme en la cabecera con ella, mujer prevenida, duerme en la cabecera con la cuchilla, la vela, el fosforo, foco; fíjese cuando el terremoto nadie ocupaba de tener casi vela, y yo siempre como se ha acostumbrado, ahorita que se hacen bendecir las velas, tenia velas benditas yo en mi cuarto, así en esas fundas, cuando se quedaron oscuro, ah papá, ahora sí, ¿a dónde luz, a dónde luz? y yo me fui a lo oscuro me fui a buscar donde estaba mi funda, ahí estaban los fosforos benditos, estaban las velas, me fui a la carrerita, oscuro, aruñándome como el gato, donde era mi cuarto, tanteando, tanteando, ahí estaban las velas.

 

Deja una respuesta