Marconi Rosales – Piquigua

FRySSI,TEM,205 - Marconi Rosales - Piquigua

Yo en el aspecto de estudiar no me pusieron

Yo en el aspecto de estudiar no me pusieron. Por ahí me estuvieron indicando por Canoa, pero ya no me pusieron por el trabajo, solo me dedicaba a trabajar. Y acá tampoco. Ya me crie así, sin poder estudiar nada.

 Todos tenemos que trabajar el machete para poder vivir

Yo toda la vida he trabajado en el machete, al jornal. Era duro, ese trabajo era duro. No había más que trabajar, aquí no había otro empleo de otra cosa. Todos tenemos que trabajar el machete para poder vivir y tener sus familias, sus hijos, darles el estudio hasta donde alcanzaba.

Trabajábamos a cambio de brazo

Ahí no, era todo tranquilo, no tenía pensiones que te fueran a robar, a dañarle a nadie no, todos eran unidos, nadie quería saber de peleas, de nada. Todos los nos dábamos la mano uno al otro. Todos teníamos las cosas, casi toda la gente era educadita, todos iguales, eran pobres toditos. No era como ahora que esta gente acotejada, gente rica. Todo nos mandábamos nosotros, porque todos trabajábamos y todos los mandaban porque yo les mandaba al señor ya mañana venía acá, yo lo mandaba a él. Ya mañana me mandaba él, todos éramos unidos, los trabajos. Trabajábamos a cambio de brazo.

 

Si una chica no quería bailar con alguien y lo rechazaba,

la castigaban los papás

Todas las chicas bailaban cuando un chico la iba a sacar, luego que las sacaban era ya con orden, usted va hacer esto, y tranquilo en su puesto baile con cualquiera. Si una chica no quería bailar con alguien y lo rechazaba, la castigaban los papás, llegaba a la casa y ahí por ahí mismo.

Rapidito paramos una casa, como una minga

Cuando tenía que hacer una casa, entre los vecinos ayudarle, ahí noma éramos, la gente no buscaba que carpinteros, no había tampoco carpinteros como ahora. Puro no más paletita, paletita y échele clavos, rapidito paramos una casa, como una minga. Habiendo fuerza, no había nada que hacer.

Deja una respuesta