Lutona, duende

Entrevistador: ¿Alguna leyenda que usted se sepa Don Antonio, por ejemplo, del duende, de que antes decían por aquí la Lutona, fue cierto eso o que nos puede decir usted alguna leyenda, de esa, o algo que usted haya escuchado, de que el duende siguió a una señora, porque siempre seguía dice el duende a una manaba, a una mujer, que opina usted, fue invento de la gente o en verdad existe?

Antonio Obando: Yo creo que la verdad es que existe, creo, pero yo no tengo conocimiento.

Entrevistador: ¿Nunca fue usted perseguido por ninguna cosa como esta?

Antonio Obando: Yo no nunca he sido perseguido

Entrevistador: ¿Porque ha sido muy católico?

Antonio Obando: Después que llegó el finado Pepe Chumo, él tenía curandero, siempre traía ahí, era que cargaba un curandero por ahí y hacían mal y hacían cura, pero nosotros acá no.

Deja una respuesta