Laurentina Parrales – Piquigua

(FRySSI,TEM,196) - Elsa Laurentina Parrales Bravo - Piquigua

Han muerto un varón, una mujer, han muerto. Habemos 10, cinco mujeres y cinco varones y ha tocado la mala suerte todas 5 hemos quedado viudas. Y todas cinco estamos solitas, discúlpeme, ninguna metimos la pata vuelta; no tengo gallo que me cante, ni tengo hijo que me llore, sí, no tengo perro que me ladre.

Han muerto un varón, una mujer, han muerto. Habemos 10, cinco mujeres y cinco varones y ha tocado la mala suerte todas 5 hemos quedado viudas. Y todas cinco estamos solitas, discúlpeme, ninguna metimos la pata vuelta; no tengo gallo que me cante, ni tengo hijo que me llore, sí, no tengo perro que me ladre.

Mi jueguito era de recoger ropita de mis hermanitos y coger trocitos de tuza o de plátano y hacía que ese era el jabón y yo ahí me ponía a lavar la ropa, pero era juego, era en juego, no tenía agua, ese era mi jueguito, lavar la ropa de mis hermanitos.

Ahí se hervía la ropa dos veces, se lavaba o se ensuciaba y se hervía porque anterior la tela no era como es ahora, anterior era puro hilo y se hervía de tarde y al otro día vuelta que ya estaba fresca se volvía y se lavaba. Eso hacía yo desde muy tiernita.

Los bailes, las fiestas eran con guitarra y bandolín. Mi papá era guitarrista y mi tío Ángel era con el bandolín. Pero es que la música de guitarra y de bandolín era lindísima en ese tiempo y yo era la cantante.

Yo por vicio no sufrí con mi marido. Sufrí, porque él fue mujeriego como usted no tiene idea. En mi camita las acostaba.


“Niño bonito

con carita rosada,

lindos ojitos,

nariz perfilada,

dicen que el niñito

se va para Londres…

dicen que el niñito

se va para Londres

y solo nos deja

su bonito nombre.

Párese niñito,

lo vienen a ver,

a este niño lindo

llamado Manuel,

como quiere el niño

que sola te cante,

dame un pecho claro

para ser constante”

 

Deja una respuesta