Julián Zambrano – Santa Rosa

FRySSI,TEM,288 - Julián Zambrano - Santa Rosa

Esa vía de Portoviejo a Quevedo,

hasta Pichincha vendía aguardiente de contrabando yo

Esa vía de Portoviejo a Quevedo, hasta Pichincha vendía aguardiente de contrabando yo, mire Solanillo, yo el desvío de Calceta, todo eso yo vendía aguardiente hasta la Azucena el noventa y dos, el noventa, la Piedra Azul.

Yo era panaderísimo y jugador de despatarrado, de vacará, de naipe

Yo también era un bala hijueputa yo mi plata mire yo desde pequeñiiito yo hacía mi plata, miren, ustedes no conocieron al finadito Pedro Vega, mire ese señor a mí me pagaba un sucre, que le llevara dos cestitos de paja, él tenía un caballo que le llamaba Belbote, mire, y yo me hacía mi plata, mire, y yo nunca eso sí que de pedir sí porque yo era panaderisimo y jugador de despatarrado, de vacará, de naipe.

Me llevé una muchacha también y tenía quince años no más

Me llevé una muchacha también y tenía quince años no más, vino y el papá y me hizo casar yo también era corajiento me hizo casar a la fuerza mire y me hizo casar por allá en Canoa.

Con el café yo arrecogía harta plata

La gente no puede creer cuánto costaba un quintal de café, cuarenta sucres, le bajaban a sesenta, primero era sesenta, y cuarenta, cincuenta, y mire, se pasaba linda la vida, yo arrecogía harta plata hijueputa, no era por nada pero yo que arrecogia harta plata, mire cómo compré, mire esa finca, yo le compré a mis hermanos, a todos, a los cinco hermanos les compré.

Deja una respuesta