Jacinta Ullauri – San Isidro

FRySSI,TEM,269 - Jacinta Ullauri - San Isidro

Se prendía su horno uno

Se prendía su horno uno, ahorita dicen que es malo prender su horno porque se le dañan los pulmones recibiendo el humo, casi 100 años la abuelita ahí.

La abrían bien abiertita, bien rosadita, en olla de barro, ya la abrían, no la manoseaba

Antes no había refrigerador, y la carne no se dañaba, saladita se dejaba, la envolvían así, la abrían bien abiertita, bien rosadita, en olla de barro, ya la abrían, no la manoseaba, lo que iban a coger, yo me acuerdo mi abuela tenía hasta 8 días la carne así, sanita, no se dañaba, o si no cogían en un tanque de agua, ahí ponían una tarrina con la carne, ahí estaba fresquita, ahí la mantenían. Lindas cosas que hacían.

 

Y a media noche cambiaban vuelta de ropa, con otro vestido salían

Con guitarra es lindo bailar. La música es concretada. Ya después vinieron los acordeones, la vitrola que le decían. Y hasta es la caja de música. Y esos parlantes. Ante era linda la vida. ¡Y de invierno! Yo me acuerdo que mi abuela nos llevaba a los tinguales, y llevábamos ropa en bolso, llegábamos allá, a bañarse, a vestirse y salía. Y a media noche cambiaban vuelta de ropa, con otro vestido salían, estaba yo pequeña me acuerdo ¡Y amanecían bailando!

 

Deja una respuesta