Experiencia personal de Héctor Simón Pinargote Vélez

Un proyecto de gran magnitud

Hola, mi nombre es Héctor Simón Pinargote Vélez, socio fundador de la Fundación Raíces y Sueños de San Isidro, Manabí, Ecuador, y también soy directivo, en la función de tesorero.

El proyecto Raíces y Sueños lo conozco ya desde una conversación con el padre Juan Ramón, en donde siempre hablaba de las ideas del proyecto, y me animaba a que lo presentáramos en alguna institución, sin embargo, en ese entonces yo trabajaba en una Universidad estatal en la cual nunca se le dio la apertura a la idea del proyecto.

Es un proyecto muy importante para el desarrollo de los pueblos que realizan actividades múltiples como es este maravilloso proyecto de rescate de la cultura montubia, ya que, en ese momento, tal vez, se veía muy superficial, y no alcanzábamos a ver la magnitud que tenía la idea del proyecto, para el desarrollo del pueblo de San Isidro.

 

Un proyecto originado en las comunidades cristianas campesinas

Me integré al proyecto porque me gusta ver cómo se desarrollaban múltiples actividades, actividades que me llenan de saberes, de emoción, de alegría, de conocimiento etc.  Mi integración a la Fundación Raíces y Sueños tubo una base formativa y fundamental desde las comunidades cristianas campesinas que fueron lideradas en muchas ocasiones por el padre Juan Ramón y yo veía la Fundación desde una perspectiva de desarrollo social, económico, cultural, turístico, ambiental etc. Y eso me motivó a ser parte de este maravilloso proyecto.

 

Soy capacitador en temas turísticos

Mi participación en la Fundación en los actuales momentos es en capacitar en cuestiones turísticas a los socios y socias de la Fundación, ya que soy docente de una Universidad Manabita de la carrera de Turismo.

Este maravilloso proyecto creo que es el principal desarrollo de este pueblo Manabita, que sin duda tendrá desarrollo en cada una de las actividades que los moradores de San Isidro realizan, ya sean económicas, ambientales, turísticas, y por supuesto cultural que nos va a enseñar muchas vivencias del pasado, y de eso podemos aprender y darle más énfasis a este proyecto

 

Lo más importante es la integración de los jóvenes

Los aspectos más importantes en este proyecto es la integración de jóvenes guiados por los adultos, el amor que le tenemos los socios y socias de la Fundación, el empuje y motivación que tienen los directivos para todas las actividades que se desarrollan en la Fundación.

Yo pienso que este proyecto apoyado por instituciones gubernamentales, por los socios y socias, por las Universidades, en el futuro se convertirá en un laboratorio viviente para la Academia, y el aprendizaje de cada persona que visitará la Fundación Raíces y Sueños, ya que la fundación se proyectaran conocimientos ancestrales, vivencias vivas, arte, cultura, turismo, gastronomía ancestral, arqueología, agricultura ancestral, etc.