Fue penosa mi crianza

Fue penosa mi crianza, solo trabajando. Ya después también que me casé, lo mismo. Ahorita que él ya murió, ya he descansado un poco más

Ángela: Trabajando como quiera porque mi madre le digo era pobre. Nosotros lavábamos, nosotros hacíamos dulces, nosotros hacíamos tortillas, nosotros hacíamos bollos, todo eso hacíamos para poder comer nosotros con mi madre, ella nunca nos soltó a andar en ninguna parte sino que con ella ahí trabajando; íbamos al rio a lavar bastantísima ropa ajena que recogíamos para lavar, todas íbamos, éramos 3 mujeres y ella 4, a lavar al río, en Pechichal, porque nosotros vivíamos en Pechichal, ahí nos acabamos de criar. Y ya nos íbamos al río a lavar y llegábamos a la casa a cocinar.

Deja una respuesta