Estás endemoniado, le decía a uno, cogía un poco de agua y le echaba agua bendita

(FRySSI,TEM,287) - Arnaldo Antonio Obando Demera - Santa Rosa

Yo si soy católico, todos los domingos voy a la misa todavía, y cuando no voy a San Isidro me pongo a escucharla por televisión. Si he hecho bendecir agua, la bendicen para cualquier cosa, decían antes pues que le hacían alguna maldad, alguna cosa, tomaban agua bendita. Sí mi papá tenía esa costumbre que él se hacía, hasta la señora hasta mi esposa era católica, no le permitía a ninguna religión que viniera a la casa a darle charlas aquí, de perenne tenía un galón, hasta ahora quedó un galón que tenía bendito, ahora lo cogimos para bañar a Leonardo, acostumbraba de coger agua bendita ya su galón y después que se bañaba se echaba agua bendita. También tenía un paquete de velas benditas, todo tenía ella bendito en una funda tenía. Ellos hacían esto de bendecir el agua y las velas, para estar protegidos. Eso dicen que se protegían, porque el sacerdote les decía que tenían que tener un paquete de vela, para el diluvio, dicen que había una oscuridad, que en esa oscuridad no prende fosforo después que no esté bendito, no hay no hay luz, nada. Solo las velas benditas podían prender, con las velas benditas y fosforo, por eso un paquete de fósforos tenía bendito, había hecho bendecir María Dolores. Ahorita no le enciende nada, yo tengo ya como veinte años y eso un fosforo usted ni un año y no prende y ese fósforo prende, eso prende. El agua bendita de mi madre si alguien esta como que le da algo endemoniado decía, ella le echa agua bendita y le pasa. Si le echa agua bendita, Dolores tenía la costumbre que: ¡ah!, estás endemoniado, le decía a uno, cogía un poco de agua y le echaba agua bendita.

Deja una respuesta