Experiencia Personal de José Rivadeneira Mendoza

Soy oriundo de la parroquia de San Isidro, cantón Sucre. Vengo de un hogar humilde, mis padres me enseñaron valores como es la honestidad y la honradez. Estoy casado con una docente de la parroquia, tengo una hija, la misma que ya es una profesional.

Me radiqué en la comunidad de San Miguel de Piquigua por diecinueve años, sirviendo a muchas comunidades a través del comercio de artículos de primera necesidad y haciendo labor comunitaria. Fui miembro de la Junta Parroquial por votación popular en el periodo 2000 a 2004. Despues de 16 abril de 2016, fecha del terremoto, me trasladé a la parroquia de San Isidro, donde vivo actualmente.

Mi interés por ser parte dela Fundación Raíces y Sueños se debe a que es un proyecto de gran valor comunitario, sin fines de lucro. Su objetivo es rescatar y preservar la cultura montubia, como es: la gastronomía, la danza, el folclor, el teatro, el cine, la música en la parroquia de San Isidro y, a la vez, convertirlo en un lugar turístico.

Además, me gusta servir a la comunidad y estar en contacto con la naturaleza a través de la agricultura.

Estoy seguro que este proyecto aportará al progreso de la parroquia, del cantón y de la provincia.

También, me llamó la atención el personaje que está al frente, el Padre Juan Ramón Echevarría, que pensó en esta parroquia para crear una Fundación, ya que a ninguna persona oriunda del lugar se le ocurrió hacer algo parecido.

Todo esto me ha motivado a ser parte de este proyecto. Seguiré colaborando y aportando con lo que esté a mi alcance, hasta llegar a la meta propuesta.