Cuando he visto un niño así chiquito que iba que volaba por ahí

FRySSI,TEM,106 - Elvia Edita Piloso Chila - La Providencia

Hace tiempito yo me fui por aquí, eso estaba monte. Me fui a seguir unas gallinas que tenía yo que se van para abajo. Cuando de pronto los perros: “Guau, guau, guau”. Una perrita que tengo que anda colgadita detrás mío. ¿Qué es, pues?, bueno no le hice caso, dije: ¿qué es que tiene la perra?, me fui yo así para adentro. Cuando he visto, le digo era un niño así chiquito que iba que volaba por ahí, y cuando, rum, se metió a un poquísimo de lechuguines y café que había por ahí. Le digo que yo no supe qué se hizo, ahí ya no supe qué hacer, gateando, gritando, y ¿a quién gritaba?, yo estaba solita. Gateando, para irme gateando, yo solita, llegó aquí, ahí me fui a mi cuarto y dormí santita, ay Dios mío. Y a los días… que aquí había una casa sola allá abajo, había una casa sola y ahí dicen que en esa casa era que estaba. Ya la casa se cayó pues. Mi hijo fue a seguir a una gallina mía que se iba sola para allá y me dice: “Mami, no le cuento”, – “¿Qué?”, – “Le digo que abajo está la cueva del duende”, – “¿A dónde?”, – “Abajo, yo estuve metido en la boca…alto, estuve hasta la mitad”, y le digo: “Ay qué te metes a hacer ahí, que te llegue a llevar”, – “Mami, es que no está honda, nomás está el frente”, dijo que estaba y estaba haciendo hueco ha de ser, como la tierra ahí son blanditas. ¿El duende tiene cueva, tiene casa? Todas las que tiene por ahí. Yo me da miedo, no le digo que desde ahí nunca más bajé por allá abajo porque yo andaba buscando leña por ahí, cortando en esos plátanos, pero yo desde que me hizo correr el duende, yo ya no, dije, me vaya a llevar.

Deja una respuesta