Cecilia Zambrano – San Isidro

FRySSI,TEM,240 - Cecilia Zambrano - San Isidro

Hasta veinte a treinta persona y dormían en las casa, ellos hasta el día domingo trabajaban y uno tenía que darle el desayuno, el almuerzo y la merienda; y de noche nuevamente otro café

El café había que pilarlo en bunque, con unas macetas y lo mismo para hacer la sal prieta. Teníamo que hacerlas, tostar el maní, tostar el maíz y moler; y allí hacer la sal prieta, moler todo en piedra para uno poder comer.

Cogiendo café, eso venían, hasta veinte a treinta persona y dormían en las casa, ellos hasta el día domingo trabajaban y uno tenía que darle el desayuno, el almuerzo y la merienda; y de noche nuevamente otro café. Ahora le llaman, pues cena. Antes era café, así era antes.

 

No compraban arroz, ellos cosechaban

No compraban arroz, ellos cosechaban y ya al tiempo que era ya lo cogía, ya lo estrillaba y eso ya los secaba, después ya lo pilaban, pilaban en bunque con macetas; vivir en el campo, criar la gallina, engordar el chancho, matar el chancho para los trabajadores, darles de comer.

Usted veía esa carne, era rojita, parecía en el momento

que la habían aliñado. No se dañaba

Mi madre; por ejemplo ya del día domingo cogía… por eso que… ya todos los días tiraba la carne, cogía le ponía ya aliños en hoja verde en una olla y ya la ponía; por ejemplo, para el día lunes, el día martes, el día miércoles, cada día con su olla; pero no le cogía con la mano, sino con una cuchara en la olla y ahí va sacando y usted veía esa carne, era rojita, parecía en el momento que la habían aliñado. No se dañaba

 

“Oye mi nena, oye mi sol, ven a bailar el rock and roll”

Todo baile, que el bolero, el pasillo, el… ¿Como se llama? El merengue, pero el rock and roll también, yo ya me acuerdo, cuando ya yo andaba en eso del rock and roll, ahora como el twist, porque ahora ya bailan los reguetones, pero antes era bonito.

“Oye mi nena,

oye mi sol,

ven a bailar

el rock and roll”

 

San Pablo está bravo conmigo

¡Ay! me hizo asustar, San Pablo está bravo conmigo”, así que era el bromista y le digo “¿Por qué?”. “¡Ja!  Me subió una culebra allá y me la tiró al suelo y se me perdió y San Pablo que me la puso para que… y yo dije que no iba a hacer velorio” dice. Y lo hizo, a los 8 días le hizo el velorio. Porque él decía que no lo iba a hacer.

 

Le hacían canal y eso la leche que sacaban, ya se dormía esa leche

El árbol, ya pues, usted conoce al árbol el caucho. Eso le hacían canal, a eso le hacían canal y eso la leche que sacaban, ya se dormía esa leche y cuando estaba ya seca esa leche, ya eso le sacaban, ya le hacían bola.

 

Deja una respuesta