Antes sí había, el duende llegaba a las casas

El duende ya no hay, pues, señorita, ya se fue; antes sí había, el duende llegaba a las casas, cuando había niños moros; los que no habían bautizado todavía, no ve que eso es una cosa mala, y ahora ya no, ya se han perdido, ya hay iglesias por donde quiera, por eso se han ido los duendes, de repente uno le ve.

Deja una respuesta