Amasar 20 libras de harina a diario

FRySSI,TEM,182 -, Paulina Garcés y Charles Piloso - Pechichal

ENTREVISTADOR 1: ¿Alguna anécdota de su infancia?

PAULINA: De mi infancia… casi no me quiero acordar (RIE*).

ENTREVISTADOR 1: Acuérdese para que nos cuente…

PAULINA: No, bueno… casi… casi no mucho porque… mi infancia fue de trabajo, a los tal vez no tenía 12 años. Ya me tocaba que… amasar, amasar, yo amasaba… 20 libras de harina diario. Me pagaban 8 sucres mensual, pero aprendí. Pequeñita, yo no tenía 12 años tal vez. Y así fui aprendiendo que tal vez ahora ya no me acuerdo, ya a hacerlo muy bien, y aprendí a hacerlo a esa edad. Y todo eso se vendía allá donde (INAUDIBLE*) le conversamos. Todo eso vendía al diario, 20 libras de harina que yo amasaba.

ENTREVISTADOR 1: ¿Y para quién trabajaba?

PAULINA: Para la gente que llegaba, para Don Dámaso, la señora.

ENTREVISTADOR 1: Ah, la señora le pagaba, ah…

PAULINA: Sí, ella me pagaba y ella me enseñó a hacerlos. Y todo eso se vendía diario.

ENTREVISTADOR 1: ¿Y hasta cuando trabajó? ¿Cuántos años trabajó?

PAULINA: SUSPIRA*. Oh, hasta los… bueno, hasta los 14 años mi madre trabajó ahí. De ahí ya salió porque ya estaba cansada sería ella de trabajar.

CHARLES: Era duro el trabajo. Para mujeres y para hombres.

Deja una respuesta